Sin categoría

Gacetilla de Prensa: Temporada de Verano 2022 en Villa General Belgrano

Villa General Belgrano: Cuerpo serrano y alma centroeuropea

Esto es lo que somos, somos Villa General Belgrano, un destino que entrelaza su historia con las raíces criollas y la fundación centroeuropea, aportando al conjunto una riqueza cultural inigualable: arquitectura alpina, gastronomía variada, paisajes enmarcados entre las sierras chicas y las sierras grandes, la calidad y cantidad de alojamientos y la calidez de nuestra gente.

Este año, decidimos darle un enfoque totalmente diferente al lanzamiento del destino porque estamos convencidos de que tenemos que renovarnos y mostrarnos como un destino moderno y llegar a nuestro público objetivo de otra manera. Este año estamos presentes en el Subte y también en el Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires con publicidad digital y en redes sociales, con una comunicación 360 que promociona el destino de una manera integral.

Esta temporada, además de las cosas que nos diferencian y caracterizan, como el paisaje, la arquitectura, los alojamientos y la gran variedad de gastronomía, sumamos nuevos atractivos naturales, revalorizando espacios públicos, con un Paseo de los Arroyos en donde se puede disfrutar del paisaje y del arte de escultores y artesanos, con más de 2 km de circuito entre arroyos; un nuevo Portal para el Cerro de la Virgen y Pico Alemán con bancas para poder descansar y disfrutar de las impresionantes vistas desde la cima o la nueva señalética para que todos encuentren el sendero dentro del circuito de Pozo Verde y Cerro Mirador.

El punto artificial más elevado lo encontramos en la Torre del Reloj: ubicada en el Salón de Eventos y Convenciones refleja desde su exterior la típica postal Céntrica pero que también nos invita a ingresar a su Mirador para disfrutar desde 23 metros de altura unas vistas panorámicas de los cuatro puntos cardinales.

El año pasado, con la pandemia y con esta necesidad de reinventarnos, diseñamos una App que se puede descargar desde la plataforma Android (y en breve, Apple) que se llama “Villa General Belgrano Turismo Seguro”

El turista y el vecino pueden tener concentrada en la palma de la mano toda la información del destino, con los restaurantes geolocalizados, toda la oferta hotelera, los teléfonos útiles, las últimas noticias y todos los paseos con una breve explicación del recorrido y el grado de dificultad de cada punto. La aplicación comenzó como una necesidad para analizar la trazabilidad en el marco de la pandemia que luego fue cambiando pero nos dimos cuenta que resultó ser una herramienta muy útil y hoy se volvió un aliado para el turista que viene a nuestro pueblo.

Cuando nos visiten, van a encontrar un centro más amplio con más propuestas comerciales, un polo gastronómico con sabores centroeuropeos, de la cocina internacional, armenio-arabe y por supuesto criolla, con fábricas de cervezas artesanales, casas de té y confiterías.

Además, a lo largo de las calles céntricas el visitante puede hacer un recorrido por la historia y los lugares que vieron nacer a nuestro pueblo. Para eso instalamos unos tótems con información de cada punto de interés en donde a través de un código QR, aquel que lo necesite puede acceder a esa misma información en formato de audio. O la misma cartelería de la Oficina de Informes en donde también con un código QR se accede a información de los distintos caminos y propuestas para hacer en el pueblo.

La Cultura también está presente en la Casa del Bicentenario donde se aprecian muestras de arte permanente o itinerante, y además un espacio dedicado a la arqueológica de diversas épocas, una pequeña colección paleontológica y bioantropológica pertenecientes al Museo Ambrosetti.

Este año también se renueva la Feria Navideña en donde locales y visitantes pueden hacer las compras de artesanías y sabores navideños bien tradicionales. Las Noches Temáticas merecen un capítulo aparte. El año pasado, incluso en un contexto de pandemia, logramos hacer 34 noches con espectáculos muy variados y para todas las edad. Este año queremos redoblar los esfuerzos y las Noches Temáticas tendrán más variedad de artistas y la posibilidad de ofrecer una nueva versión de la Sommerfest que es una pequeña muestra de nuestra Oktoberfest, la Fiesta de la Cerveza más importante del país, con el emocionante espiche de los barriles y el colorido de los atuendos típicos.

Elegir Villa General Belgrano como destino turístico es elegir un rincón centroeuropeo en el corazón de las sierras de Córdoba para vivir momentos inolvidables. Los esperamos a todos!

Más información en: www.villageneralbelgrano.gob.ar.

Facebook: @TurismoVillaGeneralBelgrano

Instagram: @VillaGeneralBelgranoOk

Teléfono: 03546 461215 | Whatsapp: +54 9 3546 510006

Museo Juan B. Ambrosetti

Bolas de Boleadoras​

Cerámicos, estatuillas, etc.

Conanas y morteros

Hachas y cuchillos​

Puntas de proyectil, raspador, etc.

Restos oseos bioantropológicos y paleontológicos

Torteros

Vasijas

História del Pueblo

En el año 1929, llega a estas tierras Paul Friedrich Heïntze en busca de un lugar adecuado para poner en práctica su ideal: formar cooperativas agrícolas y forestar al modelo alemán, bajo condiciones como las conocidas en su patria.

Niños de las Colonias en el Primer Cartel del Pueblo (archivo: www.museovgb.com)

Habitaban este sitio unas diez a quince familias de criollos que vivían de la explotación agrícola-ganadera. Paul Heïntze se asocia con Jorge Kappuhn, quien contaba con capital de inversión, y comienzan a negociar con los terratenientes de aquel entonces la compra de tierra para su anhelado proyecto. La primera operación que cierran involucra unas 300 hectáreas del paraje denominado «El Sauce». Luego de esto siguen comprando distintos lotes hasta totalizar unas dos mil hectáreas.

Rancho Guzman con Doña Desideria (archivo: www.museovgb.com)

En sus oficinas de Buenos Aires, deciden publicar en el diario de la colectividad germana Deutsche La Plata Saturn, avisos ofreciendo lotes. Era común leer ofrecimientos como : «Alemanes, si tienen nostalgias pueden venir a El Sauce, para formar aquí su segunda patria» , o «Si no sabe castellano, no importa, para vivir aquí solo es necesario hablar alemán».

En el Munich con parroquianos (archivo: www.museovgb.com)

En 1931 llegan las primeras 15 familias atraídas por el clima benigno y el paisaje que les recordaba su patria. Traían firme voluntad de arraigarse en este hospitalario y gran país, eligieron este Valle como su nueva patria. Fue el comienzo de la colonia, el movimiento poblacional era constante.

Se establece como día de la fundación del pueblo el 11 de Octubre de 1932. Para la elección de la fecha se tomo en cuenta el feriado del 12 de Octubre, concluyeron que podían festejar el 11 y descansar el 12.

Las fuertes heladas después de la floración, la falta de agua para riego y las sucesivas plagas echaron por tierra muchos sueños. No querían seguir siendo chacareros, pero encontrar otra fuente de subsistencia no era tarea fácil. Mediante contactos con amigos de Buenos Aires y gracias a una feliz iniciativa, un grupo de alumnos, maestros y padres de las escuelas alemanas de Buenos Aires, llegan a mediados de la década del 30 para disfrutar de sus vacaciones. La buena cocina y la amable atención recibida, rápidamente atrajeron a más turistas e inmigrantes de otras nacionalidades centroeuropeas. Este fue el punto de partida para que el poblado progrese y crezca turísticamente.

En 1938 por razones postales los vecinos de «El Sauce» deciden cambiar el nombre del poblado por «Villa Calamuchita». Unos años más tarde, a mediados de 1940, la Villa recibe a marineros del acorazado de bolsillo Graf Spee, tras ser hundido en la batalla del Río de la Plata, durante la segunda guerra mundial. Estos jóvenes marineros colaboraron con el crecimiento del pueblo ya que muchos de ellos tenían conocimientos técnicos. Algunos se establecieron en forma definitiva, otros finalizada la guerra retornaron a su patria, pero luego mucho de ellos volvieron, radicándose en forma definitiva.

En 1941 tras un confuso episodio en el pueblo y en pleno desarrollo de la segunda guerra mundial, fue quemada una bandera Argentina, si bien se culpó a tres ex marineros del barco, nunca se pudo establecer que fuera verdad. Durante un tiempo abundaron hipótesis respecto de lo ocurrido, lo cierto es que la relación entre criollos y europeos quedó dañada. A raíz del hecho la Legislatura Provincial decide cambiar el nombre de Villa Calamuchita por el de Villa General Belgrano, en homenaje al creador de nuestra bandera.

Marineros del Graf Spee posan luego de la construcción de lo que hoy es IOSFA (archivo: www.museovgb.com)

En 1952 Villa General Belgrano tiene su primer delegado municipal, hasta allí los esfuerzos de la comunidad habían sido coordinados por la Comisión de Turismo y Fomento . Cinco años más tarde y con motivo de inaugurar el asfalto de su calle principal y la plaza José Hernández, se realiza un festejo coincidente con el nuevo aniversario de la fundación de la Villa. Podemos asegurar que este fue el inicio de la «Fiesta de la Cerveza», que en 1967 es declarada de interés provincial y en 1980 es declarada «Fiesta Nacional de la Cerveza», conformando junto a la Fiesta de la Masa Vienesa (Pascua), Fiesta del Chocolate Alpino (vacaciones invernales), El Día del Huésped (agosto) y la Feria Navideña, el calendario anual de festividades.

Primeras Fiestas de la Cerveza (archivo: www.museovgb.com)

Marineros alemanes en las sierras cordobesas

Durante la década del ’40 el pueblo tuvo un importante empuje con la llegada al lugar de 125 tripulantes del buque acorazado alemán Admiral Graf Spee. En su mayoría los marineros pertenecían al staff técnico del barco, con lo cual dominaban una amplia gama de oficios.

Los tripulantes del Graf Spee
Admiral Graf Spee, el «Acorazado de Bolsillo»

Si bien estaban asentados en lo que hoy es el complejo vacacional del Ejército en un paraje vecino llamado Capilla Vieja, los marineros lograron integrarse a la pequeña comunidad que ya contaba con inmigrantes alemanes.

En el año 1941 se produce la quema de una bandera Argentina en un confuso incidente. Se culpó a tres marineros, pero el episodio nunca se pudo esclarecer completamente. A raíz de esto, y para cicatrizar heridas entre criollos y alemanes, la Legislatura Provincial en el año 1943 decide cambiar el nombre del pueblo por “Villa General Belgrano” en homenaje al creador de la enseña patria.

Monumento Plaza de la Confraternidad
Abrir chat